EL ANTES Y EL DESPUES DE LAS ACTRICES QUE ME QUITARON EL SUEÑO

EL ANTES Y EL DESPUES DE LAS ACTRICES QUE ME QUITARON EL SUEÑO

MIS ESTRELLAS

La primera actriz que me enamoró fue Terry Moore. Nos quitó el sueño (a mi hermano y a mí) cuando la contemplamos extasiados en "Duelo en el fondo del mar", una película de aventuras que vimos cuando teníamos doce o trece años en el cine Palacio de la Música, y en la que hacía de la adolescente novia de Robert Wagner. Cuando la volví a ver en "Vidas borrascosas", el hechizo se esfumó. Creo que la siguiente fue Arlene Dahl, que me enamoró en "La mansión de Sangaree", me siguió enamorando en "Rifles de Bengala" y "La legión del desierto" y me desenamoró en "Ligeramente escarlata", donde la cambié por Rhonda Fleming.

Luego vinieron muchas más (yo era, cinematográficamente hablando, muy enamoradizo), pero también bastante voluble: en una película, quizá en dos o tres a lo sumo, se producía el flechazo, y en la siguiente, el olvido. Así ocurrió, por ejemplo, con Kim Novak, uno de mis grandes amores de cine, en "Un extraño en mi vida" (me dejó sin aliento), siguió con "Me enamoré de una bruja" y "Vértigo", y terminó con "Moll Flanders".

Después, las demás. Virginia Mayo en "Juntos hasta la muerte", Brigitte Bardot en "Y Dios creó a la mujer", Carroll Baker en "Gigante" y "Los insaciables", Jennifer O´Neill en "Verano del 42", Ursula Andress en "Doctor No", Elke Sommer en "Bahía de Palma", Cybill Shepherd en "Taxi driver", Kim Basinger en "Nueve semanas y media", Sharon Stone en "Instinto básico", Jennifer Connelly en "Labios ardientes", Grace Kelly en "Atrapa un ladrón", Caroline Munro en "La espía que me amó"...

y así otra y otra...y otra después de otra.

JAVIER DE LUCAS

lunes

ABBE LANE

ANTES


¡Abbe Lane! Nos enamoramos de ti (mi hermano y yo) cuando te vimos en la película "Susana y yo", en el cine Colón, cerca de Alonso Martínez. Digo que nos enamoramos porque lo solíamos hacer a la vez, como nos pasó con Terry Moore y alguna otra. Pero contigo fue distinto: eras la mujer más sensual que habíamos visto, y aquella manera que tenías de bailar el "cha.cha-cha" nos encandiló.


No comprendía cómo aquella belleza estuviera casada con el famoso Xavier Cugat, un vejete gordo, feo y con peluquín, pero excelente músico y un talento para hacer dinero con su orquesta...y con Abbe. Normal, yo era un niño y no entendía esas cosas. Él la llamaba "eibi", el muy cabrito.

Al día siguiente me apresuré a comprar en "Surco" un disco suyo, un vinilo con las canciones "Qué será, será" y "Ay que me vuelvo loca", que escuchaba una y otra vez en aquel verano en El Plantío, precisamente el verano en que me enamoré (de verdad, primer amor) de Sherry Green.

Siempre me gustaron los números redondos, las mujeres rubias y los coches rojos.


Nacida Abigail Francine Lassman en una familia judía en Brooklyn, New York, Lane comenzó su carrera como actriz infantil en la radio, y desde allí empezó a cantar y bailar en Broadway.

Casada con Xavier Cugat desde 1952 hasta su divorcio en 1964, alcanzó su mayor éxito como cantante de club nocturno. La influencia de Cugat se notaba en su música que tomó tintes Latinos.
En 1958 protagonizó junto a Tony Randall el musical de Broadway ¡Oh, capitán! pero su contrato de grabación le impidió aparecer en el álbum del elenco original de la serie. En la grabación, sus canciones se realizaron por Eileen Rodgers. Más tarde grabó sus canciones en un álbum en solitario.

El mayor éxito de todos sus discos fue una colaboración en 1958 con Tito Puente en un álbum titulado Be Mine Tonight. Además de trabajar en solitario, apareció con frecuencia en programas de entrevistas con Cugat.


Además de sus películas italianas, Lane era una interprete frecuente en programas de televisión durante la década de 1950. También interpretó papeles como invitada en series como The Flying Nun, F Troop, The Brady Bunch, Hart to Hart y Vega. Apareció en Twilight Zone: The Movie (1983) en el papel de una azafata.

Tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood por su contribución a la televisión, en el 6381 de Hollywood Boulevard.







DESPUES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada